Es tu nariz, es tu cara, es importante. Claves para encontrar al mejor cirujano de rinoplastia.

Escrito el Lunes, 15 Abril 2013
Es tu nariz, es tu cara, es importante. Claves para encontrar al mejor cirujano de rinoplastia.

Debido a que la rinoplastia está considerada como uno de los procedimientos quirúrgicos más complejos, encontrar al cirujano ideal es esencial para obtener los mejores resultados posibles. Sigue estos pasos para ayudarte a encontrar al cirujano adecuado para ti.

  • Comprueba el currículum de tu cirujano. Tu cirujano debe estar especializado vía MIR, y acreditar la formación y entrenamiento necesarios en cirugía nasal. Un otorrinolaringólogo tiene una extensa formación en las técnicas quirúrgicas que consiguen mejorar la respiración nasal. Si además está subespecializado en la cirugía plástica nasal, podrá ofrecerte una visión inmejorable en cómo poder mejorar también la parte estética. Ambos aspectos no pueden separarse. Si tu cirujano te explica las anomalías que tiene tu nariz por fuera, pero no te explora y comenta lo que ve en el interior de las fosas nasales, mejor busca a otro. La función nasal no puede infravalorarse. La corrección de desviaciones de tabique, aunque sean leves, pueden ser imprescindibles para poder corregir anomalías externas de la nariz. Conseguir una nariz más o menos bonita, pero a través de la cual no puedes respirar correctamente, es un fracaso.
  • Elige a un cirujano que esté especializado, no en cirugía plástica general, sino en cirugía plástica nasal en concreto. No tiene nada que ver una mamoplastia con una rinoplastia. Es muy importante entender la nariz en todas las dimensiones. La rinoplastia requiere una formación específica y experiencia extensa para obtener buenos resultados.
  • Fíjate en las fotos de antes y después. Es muy importante que tu cirujano te enseñe fotos de pacientes operados por él, y que puedas conocer la calidad del trabajo que realiza.
  • Confianza en tu cirujano. La comunicación es fundamental. Explica cuales son tus expectativas y deseos. Debes sentirte cómodo para preguntar todas las dudas posibles y en definitiva sentir la máxima confianza. Desconfía de aquel cirujano que te ofrezca resultados poco realistas.

La rinoplastia es el procedimiento quirúrgico más difícil de toda la cirugía plástica.

Es tu nariz, es tu cara, es importante. Merece la pena que te molestes en encontrar al cirujano adecuado para ti. ¡Buena suerte!

Blog Dr. Pablo Casas © Todos los derechos reservados